Casi nadie se acuerda de los incendios en comunidades de propietarios puesto que, afortunadamente, los mismos no son tan habituales como otros sucesos desagradables.

Afortunadamente, cuando estos incendios ocurren no son de la magnitud del ocurrido en El Campanar (Valencia) en pasado 22 de febrero de este año.

En el incendio perdieron la vida 10 personas, lo cual convirtió este hecho en una gran tragedia más allá de las pérdidas materiales.  No existe una sola manera de reaccionar ante los infortunios que pueden suceder en la vida cotidiana y hay tantas maneras de reaccionar ante los mismos como personas en el mundo.

Desde nuestra humilde posición como administradores de fincas con más de 25 años de experiencia, hemos recibido muchas llamadas de vecinos preguntando por las medidas para prevenir o extinguir un incendio en comunidades de propietarios.  En  MM Asesores somos especialistas en la administración de Fincas en Murcia, Cartagena, La Manga del Mar Menor y pedanías.

Contamos con un amplio y variado equipo de profesionales altamente capacitados con Francisco José Mulero Martínez -Abogado y administrador de Fincas colegiado- a la cabeza del mismo. Para su comunidad de propietarios elija a los mejores. Pida presupuesto sin compromiso a través de este enlace.

Con el objetivo de aportar claridad, hemos preparado este artículo deseando que pueda aclarar sus dudas y aportar tranquilidad sobre este tema.

Normativa sobre extinción de incendios en comunidades de propietarios.

 

Según la norma básica de la edificación/Condiciones de protección contra incendios (NBE-CPI/96) la instalación de extintores es obligatoria en aquellos inmuebles que hayan sido edificados o rehabilitados posteriormente a 1996 (los edificios de construcción previos a esta fecha no tienen obligación de colocar extintores en las zonas comunes, exceptuando si se ha realizado una reforma de envergadura.

Así y todo, dejando de lado la obligatoriedad o no de la instalación, es recomendable considerar la instalación de esta protección básica que puede salvar vidas y evitar daños materiales considerables, teniendo en cuenta que las pólizas de seguros de la comunidad podrían negar la cobertura ante un siniestro de este tipo si se carece de los mismos. Si quieres saber quién paga los daños por incendios en las comunidades de propietarios, pincha en este enlace y te lo contamos todo.

Además de contar con los extintores necesarios para cada zona común, también será necesario que los mismos cuenten con los certificados de inspecciones según marca la ley.

Según la normativa CTE (Código técnico de edificación):

-Deben instalarse extintores en todas y cada una de las plantas.

-Al menos uno de ellos debe estar instalado a 15 metros de la puerta de salida.

-Deben existir carteles luminiscentes homologados junto a cada extintor que puedan verse desde al menos 10 metros de distancia.

-Carteles que indiquen las vías de evacuación.

 

No está demás recordar que las puertas cortafuegos instaladas en todos los rellanos cumplirán una función primordial para evitar la propagación del fuego siempre y cuando estén cerradas permanentemente.

 

La normativa que rige la instalación de extintores de incendios en comunidades de propietarios está incluida en el código técnico de edificación (CTE). El CTE es el marco normativo que establece las exigencias básicas de calidad que deben cumplir los edificios en relación con los requisitos básicos de seguridad y habitabilidad establecidos en la ley 38/1999 de 5 de noviembre de Ordenación de la Edificación (LOE).

El código CTE entró en vigor el 29 de marzo de 2006.

Por otro lado, los extintores que deben instalarse para prevenir incendios en las comunidades de propietarios tienen que seguir el reglamento de protección contra incendios (decreto 513/2017 del 22 de mayo llamado RIPCI) que establece las normas para el mantenimiento, instalación y uso de los mismos en España.

Es entonces la norma UNE-EN3 la que proporciona la especificación para la fabricación, inspección, instalación y mantenimiento de los extintores en España.

 

Protección pasiva y activa contra incendios en comunidades de propietarios.

 

Con el objetivo de mantener la seguridad de habitantes y bienes personales, los edificios deben contar con protección pasiva y activa contra incendios.

– Protección pasiva juega un papel “preventivo” y no debe ser tomado a la ligera puesto que se refiere a las medidas de construcción que permiten que una estructura reaccione o resista un incendio durante determinado tiempo o dicho de otra manera, que la estructura permita o no la propagación del mismo con más o menos rapidez.

Se le llama “protección pasiva” porque funcionan sin necesidad de intervención de una persona ni energía externa, no contiene elementos móviles, se integra dentro del procedimiento de construcción, sus dispositivos no van conectados a ninguna instalación, tienen un menor mantenimiento debido a la independencia, etc.

-Protección activa: Es el conjunto que equipos, medios y sistemas instalados para alertar de un incendio y evitar que se propague. Pueden ser automáticos o necesitar la intervención humana:

-Mangueras contra incendios, racores y lanzas.

-Extintores.

-Bocas de incendios.

-Sistemas de abastecimiento de agua.

-Sistemas de detección y alarmas contra incendios.

 

incendios en comunidades de propietarios Administracion de fincas Murcia Cartagena La Manga

 

Incendios en comunidades de propietarios. ¿Qué es un extintor?

 

El extintor de incendio es un equipo que contiene en su interior un “elemento extintor”, que puede ser lanzado y guiado (es decir, dirigido hacia donde se desee) mediante la fuerza de una presión interna.

Dicha presión interna puede producirse por una comprensión previa permanente o mediante la liberación de un gas auxiliar.

 

Antes de hablar de los tipos de extintores que podemos encontrar, es necesario diferenciar los tipos de fuegos:

 

Tipos de extintores según el fuego a combatir.

 

El fuego está clasificado en diferentes tipologías según el combustible o el material que los origina.

Fuegos tipo A: Son los originados sobre sólidos comunes (papel, madera, telas, alfombras, muebles) Fuegos tipo B: Son los originados en líquidos o gases inflamables (líquidos inflamables como la gasolina, acetona, aguarrás) o gases combustibles (propano, metano, amoníaco) Fuegos tipo C: Son los que provienen de equipos o elementos eléctricos (cortocircuitos, sobrecargas eléctricas en equipos eléctricos activos, fusibles, ordenadores, secadores de pelo) Fuegos tipo D: Estos se originan en metales combustibles (como el sodio, magnesio y aluminio cuando están reducidos a partículas pequeñas) Fuegos tipo K: Son los que se originan en aceites y grasas animales y vegetales en cocinas y aparatos o electrodomésticos para cocinar.

 

Así pues, conocer el tipo de fuego en cuanto al combustible involucrado se refiere será vital para combatirlo eficazmente.

 

Los tipos de extintores más habituales son los siguientes:

 

-Extintores de agua: Adecuados para fuegos clase A.

-Extintores de polvo ABC: Utilizados para fuegos de clase A/B/C.

Este tipo de extintores no conducen la electricidad con lo cual también sería adecuado cuando hay fuego en un componente eléctrico (fuego clase C).

Este tipo de extintores son los más versátiles ya que pueden extinguir incendios en comunidades de propietarios (y otros ámbitos) de lo más variados.

-Extintores de CO2: Se pueden utilizar en fuegos de clase A/B/C y es especialmente útil para los fuegos tipo B. Este tipo de extintores apaga el fuego por sofocación y debe llevarse especial cuidado por la falta de oxígeno.

Puede usarse también para sofocar fuegos en componentes eléctricos ya que no conduce la electricidad.

-Agua pulverizada: Tiene gran poder de enfriamiento, pudiendo actuar incluso por sofocación.

Normalmente se utilizan en fuegos de clase A Y B.

-Espuma con aditivo AFFF: Son usadas para combatir los tipos de fuego A,B y F. A la hora de tener que usarlo es clave recordar que la espuma lleva agua en su composición y no son convenientes para extinguir fuegos en componentes eléctricos.

-Extintores para metales: Son especiales para fuegos tipo D

Dependiendo de las características especiales de cada comunidad de propietarios, los extintores ABC y los de polvo CO2 son los que encontraremos en pasillos, garajes, cercanos a cuadros eléctricos, etc. En nuestro edificio.

 

¿Cómo debe ser el mantenimiento de extintores en comunidades de propietarios?

 

Mantener los extintores “a punto” no es un gasto sino una inversión que garantizará la seguridad de todos y evitará, no está de más decirlo, importantes multas económicas.

El cronograma de mantenimiento de extintores será el siguiente:

-Cada 3 meses. El mismo puede ser llevado a cabo por un propietario o el técnico especializado. Se debe comprobar que el estado aparente del extintor es el adecuado (inspección ocular a precintos, seguros, instrucciones, etc.) así como también la visibilidad, la señalización y la accesibilidad del mismo según la normativa.

La brújula de la presión debe indicar que la carga es óptima y se debe comprobar el peso del mismo.

-Cada año. Este deberá realizarlo un técnico especializado, cualificado y autorizado, que emitirá una certificación de conformidad de la revisión.

Se comprobarán las partes internas y externas del extintor, teniendo en cuanta que las partes mecánicas (manguera, lanza y boquilla) están en buen estado, así como que las instrucciones son legibles y la fecha que figuran en la etiqueta está al día.

Si el extintor fue usado además de comprobar todo lo anterior, debe ser recargado.

Si se detecta algún problema debe subsanarse el mismo o reemplazar el extintor en cuestión.

-Cada 5 años. Se trata de un mantenimiento específico llamado “retimbrado”. En el mismo se realizará una prueba hidráulica mediante una maquinaria específica que será manipulada por personal cualificado.

Se buscará comprobar que el extintor cumple con la resistencia mecánica establecida.

Cabe aclarar que la vida útil de un extintor es de 20 años, por lo cual este mantenimiento se realizará un máximo de 3 veces por extintor.

 

Además de las revisiones mencionadas, cada 10 años se realizará una auditoría por parte de un organismo independiente que evaluará no sólo los extintores sino también la totalidad de la instalación contra incendios.

 

Una vez más Ud. podrá comprobar que la eficiente administración de una finca necesita de un profesional de reputada y amplia trayectoria como los que forman nuestro equipo de profesionales.

En MM Asesores contamos con esa amplia e intachable trayectoria profesional que su comunidad necesita.

Pida un presupuesto sin compromiso y deje a su comunidad en buenas manos.

 

 

Pin It on Pinterest

Share This